Rusia reforzó sus capacidades de inteligencia con el despliegue de un batallón de guerra electrónica en una provincia limítrofe con Ucrania, según el Distrito Militar Oeste (DMO). 

«Un batallón independiente de guerra electrónica se incorporó a la división de infantería motorizada Víslenskaya. La nueva unidad militar está emplazada en la provincia de Bélgorod», comunicó su oficina de prensa. 

El comandante del Distrito Militar Oeste, Alexandr Zhuravliov, señaló que el despliegue «mejorará considerablemente las capacidades de reconocimiento y abreviará el tiempo necesario para recoger información». 

La provincia rusa de Bélgorod limita en el sur con Ucrania. 

El nuevo batallón está equipado con sistemas de guerra electrónica Leer-3, Borisoglebsk-2 y Zhítel. 

Las tensiones en torno a Ucrania se fueron agravando en las últimas semanas por la acumulación de tropas rusas cerca de la frontera ucraniana que Occidente interpreta como preparativos para una posible invasión. 

Rusia rechaza esas sospechas, defiende el derecho a mover fuerzas dentro de su propio territorio según lo estime conveniente y acusa a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) de buscar pretextos para emplazar más equipamiento militar cerca de las fronteras rusas. 

El 24 de enero la OTAN puso sus fuerzas en estado de alerta y anunció el envío de más barcos y aviones de combate en adición a los que ya mantiene en Europa del Este, para reforzar la contención y la defensa frente a lo que califica como continua acumulación de recursos militares de Rusia «en Ucrania y sus alrededores». 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook