Los llamamientos de EEUU a imponer sanciones contra las autoridades rusas, incluyendo directamente contra el presidente ruso, Vladímir Putin, son políticamente destructivos, declaró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov. 

«No es doloroso, es políticamente destructivo», dijo al comentar las últimas declaraciones del presidente estadounidense, Joe Biden, sobre la posible imposición de sanciones contra el mandatario ruso y otros altos cargos en caso de que Ucrania sea invadida. 

Agregó que la congelación de los activos, prevista en el marco del eventual paquete de sanciones, tampoco afectaría a los altos cargos de Rusia porque, según la ley rusa, tienen prohibido tener activos en el extranjero. 

Indicó que el mismo Putin guarda su dinero en el banco ruso Rossiya Bank que ya está bajo sanciones de Occidente. 

«Por eso, tal planteamiento de ninguna manera es doloroso para ninguno de los altos dirigentes», afirmó Peskov. 

Las tensiones en torno a Ucrania se fueron agravando en los últimos meses por una supuesta acumulación de tropas rusas cerca de la frontera ucraniana, que Occidente interpreta como preparativos para una posible invasión. 

Rusia rechaza esas sospechas, defiende el derecho a mover fuerzas dentro de su propio territorio según lo estime conveniente y acusa a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) de buscar pretextos para emplazar más equipamiento militar cerca de las fronteras rusas. 

Según el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, la histeria informativa fomentada por Estados Unidos y la OTAN en el tema de Ucrania se nutre de mentiras y datos falsificados.  

(Sputnik) 

Comentarios Facebook