Después de que Benito Osorio, exgerente del Fondo Ganadero de Córdoba, acusara al actual presidente de Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán), José Félix Lafaurie, de haber tenido vínculos con grupos paramilitares, uno de los más reconocidos cabecillas de esas organizaciones criminales, Salvatore Mancuso, confirmó esos graves señalamientos. Lafaurie ha desestimado esas acusaciones. 

Sin embargo, las cosas no se han quedado en ese punto. En las últimas horas se conoció un panfleto del grupo armado autodenominado Águilas Negras, una banda narcoparamilitar reducto de esas organizaciones que otrora comandara Mancuso y que sembraron el terror en todo el país, que, literalmente, apunta hacia todos los lados y amenaza de muerte a varias personas. 

Las Águilas Negras, consideradas como una de esas estructuras criminales que se inscriben en la tercera generación del paramilitarismo en Colombia, amenazan en primera instancia a Osorio y a Mancuso por sus acusaciones contra Lafaurie. Pero extienden sus intimidaciones y ponen en su mira incluso las elecciones presidenciales de mayo próximo. 

“Hemos declarado objetivo militar a Benito Osorio y sus abogados, secuaces y marionetas del ‘nuevo mejor amigo’ de [Rodrigo Londoño] Timochenko, [Salvatore] Mancuso, a quien desde el año pasado declaramos objetivo militar”, dice en uno de sus apartes el panfleto del grupo criminal, publicado por W Radio. También aseguran que, para llevar a cabo su cometido, emplearán sus “bloques, redes de inteligencia y aliados”. 

“[…] Los traidores, los sapos, los colaboradores y cómplices de las Farc y de los progresistas comunistas deben morir”, agrega el volante cuya autenticidad no se ha confirmado, pero que debe poner en alerta a las autoridades. “En consecuencia declaramos objetivo militar a los Magistrados de la JEP, cómplices o simpatizantes de las Farc, a [Iván] Cepeda, a [Gustavo] Petro y a todos sus aliados del socialismo del siglo XXI, que sin duda ninguna le hacen mucho más daño al país que los guerrilleros con fusil”. 

Al referirse al proceso electoral que afrontará el país en pocos meses, el grupo criminal dice: “No permitiremos que en esta encrucijada histórica se instaure en el poder la dictadura del narcoterrorismo comunista progresista o que conviertan a Colombia en otra Venezuela”. 

(Pulzo) 

Comentarios Facebook