La Organización Mundial de la Salud (OMS) reveló este miércoles el aumento del nueve por ciento de los decesos a causa del coronavirus, advirtiendo que el fuerte incremento de contagios debido a la variante ómicron ya empieza a reflejarse en la mortalidad. 

Según los datos de la OMS, en la última semana se registraron 59.000 muertes a nivel global y los nuevos casos reportados totalizaron los 22 millones en la última semana.  

El número semanal de decesos por la COVID-19 progresó en el sudeste de Asia, en particular en India, con un aumento del 41 por ciento frente a la semana anterior, seguido de la región del Mediterráneo oriental (32) y América (16). 

De acuerdo al organismo, África fue la única región que reportó una reducción de muertes, mientras que la incidencia de decesos se mantuvo en Europa y el Pacífico Occidental, que incluye a China y otros países como Vietnam y Camboya, además de Australia.  

Por países, las cifras más elevadas de muertes corresponden a Estados Unidos, India, Rusia, Brasil e Italia.  

Por otra parte, el informe epidemiológico de la OMS indicó que la variante ómicron ya representa el 93.3 por ciento de todas las muestras recolectadas y se encuentra en al menos 57 países. 

(teleSUR) 

Comentarios Facebook