Si bien estamos acostumbrados a que las patatas —llamadas papas en algunos países— estén lejos de ser un alimento dietético, en realidad pueden formar parte de una dieta saludable. En este artículo te contamos cuáles son sus beneficios. 

La patata tiene un alto índice glucémico, por lo que deberías consumirla con moderación si padeces diabetes. Pero si quieres perder esos kilos de más, no dudes en añadirla a tu dieta, pues contiene tan solo 80 calorías por cada 100 gramos, dos veces menos que el aguacate. Al mismo tiempo, ten en cuenta que sus beneficios dependen de la manera en que la cocinas: opta por las patatas asadas al horno o hervidas. 

Al igual que otros tubérculos y vegetales, las patatas son una buena fuente de vitaminas y minerales. La nutricionista india Garima Goyal cuenta que también son ricas en fibra soluble, almidón resistente e inhibidores de la proteasa-2, algo que las convierte en un alimento muy saciante. 

«Cuando te mantienes saciado, de hecho, consumes menos calorías, lo que afecta directamente a tu peso», explica a HT

La dietista agrega que las patatas también aportan impresionantes cantidades de polifenoles, los antioxidantes que frenan el envejecimiento prematuro y aceleran el metabolismo. 

Finalmente, son ricas en potasio, que ayuda a prevenir la retención de líquidos en el cuerpo y favorece la pérdida de peso. Varios estudios también demostraron que estos tubérculos contribuyen a quemar grasa, recuerda la nutricionista. 

Al mismo tiempo, deberías tener en cuenta que la cantidad de calorías que consumes a diario es fundamental para perder peso. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook