En julio de 2019, el multimillonario estadounidense Jeffrey Epstein, acusado de crear una red de explotación sexual de menores, fue hallado ahorcado en su celda a la espera de su juicio. Uno de sus estrechos colaboradores, el exagente de modelos Jean-Luc Brunel, repitió su destino. 

La Fiscalía de París informó de que Brunel, de 76 años, fue hallado ahorcado en su celda de la prisión parisina de La Santé, donde estaba en prisión preventiva desde diciembre de 2020, acusado de acoso sexual y violación de una menor. Lo más probable es que se trate de un suicidio. 

Los abogados del hombre declaran que «su decisión no fue impulsada por la culpa, sino por el profundo sentido de injusticia». 

El exagente era amigo íntimo y colaborador de Jeffrey Epstein, apodado depredador sexual por haber organizado una red de tráfico sexual de menores. En la década de 1990, Brunel cofundó la agencia de modelos MC2 Model Management, financiada por el propio Epstein. 

Al menos una decena de mujeres lo acusó de violación y denunció que proporcionaba jóvenes —algunas de ellas, menores de edad— a la red de tráfico sexual de Epstein. En particular, la activista Virginia Giuffre, conocida por acusar al segundo hijo de Isabel II y también un amigo íntimo de Epstein, el príncipe Andrés, de haberla agredido sexualmente cuando ella tenía 17 años, afirmó que Brunel engañó a las jóvenes que pensaban que iban a conseguir trabajo de modelo. 

En agosto de 2019, la Fiscalía de París abrió una investigación preliminar en Francia sobre presuntos abusos sexuales de Epstein en territorio francés y contra menores francesas. Dos meses después, se presentó una denuncia contra Brunel. Y en diciembre de 2020, fue detenido en el aeropuerto parisino Charles de Gaulle cuando se disponía a volar a Dakar. 

La muerte de Brunel deja aún más incógnitas en el caso Epstein. La exnovia del multimillonario, Ghislaine Maxwell —a la que los fiscales califican de una «depredadora sofisticada»—, que también participó en la organización de la red de tráfico sexual de menores, por el momento se encuentra en espera de juicio, previsto para el 28 de junio. Podría enfrentar hasta 65 años de prisión. 

Entre las personalidades que visitaban la paradisíaca isla privada de Epstein en el Caribe, apodada isla Lolita, estaban famosos políticos y celebridades como Donald Trump, Bill Clinton, Woody Allen, Naomi Campbell y hasta Stephen Hawking. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook