El abogado Javier Cremades, —quien es defensor del prófugo de la justicia venezolana, Leopoldo López y apoya la autoproclamación exdiputado, Juan Guaidó— dirige la firma de juristas Cremades & Calvo Sotelo, la cual encabeza la auditoría promovida por la Conferencia Episcopal de España (CEE) para indagar sobre los casos de pederastia en la Iglesia.

De acuerdo con el diario Últimas Noticias, la Asociación Nacional Infancia Robada (ANIR) refutó que este bufete dirija dicho proceso de verificación.

La postura de esta organización obedecería a la participación del abogado Cremades, quien conduce el despacho de abogados y es integrante de Opus Dei, el cual les referido como un ente “negacionista donde impera el silencio cómplice y la revictimización”.

El medio indicó que la vocera de la ANIR, Ana Cuevas, reiteró el punto de vista de las víctimas y mencionó que su hija fue abusada sexualmente por un docente del colegio Gaztelueta, que pertenece al Opus Dei en Bizkaia.

En este sentido, los miembros del colectivo emitieron declaraciones tras sostener un encuentro con el presidente de la CEE y cardenal de Barcelona, Juan José Omella.

“Exigimos una rectificación de la Conferencia Episcopal Española y una solución a los casos concretos que le hemos puesto encima de la mesa”, manifestaron.

Ante estos hechos, el sacerdote Omella expresó que van “a estudiar la petición”. Asimismo, insistió en que luego de escuchar las peticiones de las víctimas se compromete a evaluar estas demandas con el papa Francisco.

Religioso, conservador, extremista, crítico de la izquierdas y asesor de opositores radicales venezolanos

Cremades, que forma parte del Opus Dei, es un diligente participantes en el impulso del catolicismo. Él conjuntamente con el cardenal Antonio María Rouco Varela constituyeron la Fundación Madrid Vivo, la cual se precisa como una entidad destinada a “prestar colaboración al Arzobispo de Madrid en todas aquellas actividades dirigidas al fomento de la religión, la cultura, la educación”.

De igual manera puntualiza al Opus Dei como “un gimnasio para mantenerse espiritualmente en forma cada día”, el abogado español también es un tenaz fustigador de la social democracia y de la izquierda y abiertamente se identifica con pensamientos extremistas, no solo de la derecha ibérica sino del mundo también.

ÚN reseñó que este enfoque conservador lo llevó al acercamiento con el ultraderechista venezolano Leopoldo López y Guaidó.

A la par, Cremades se convirtió en uno de los “asesores” del grupo de radicales opositores criollos y hasta llegó a ser gestor de la retención de recursos de Venezuela en España y demás territorios europeos, publicó el diario.

Este jurista ha proferido innumerables críticas a Pedro Sánchez por no actuar y autorizar la expulsión de la embajada de los diplomáticos del Gobierno venezolano.

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook