Conocidos intérpretes pertenecientes a la industria musical se unieron a la recolección de fondos en favor de los refugiados de la guerra en Ucrania que patrocinan el Consejo de Europa y la Organización No Gubernamental Global Citizen. 
 
Entre los participantes de esta iniciativa está la banda británica Pink Floyd, que anunció en Instagram que las ganancias de su sencillo «Hey Hey, Rise Up» –el primero en 27 años– «serán destinadas en apoyo al pueblo ucraniano». 
 
Otros que se suman a la lista de los que donarán fondos por conciertos o reedición de discos son la banda U2 y el ex Beatle Paul McCartney, mientras que otros como Elton John, Bruce Springsteen, Red Hot Chili Peppers y el español Alejandro Sanz han anunciado donativos e invitado a sus seguidores a realizar aportes monetarios. 
 
Según detallara este lunes la Comisión Europea, la campaña lleva por nombre «Stand Up For Ukraine –Defender a Ucrania– y fue promovida por la presidenta de esa instancia, Úrsula Von der Leyen; por el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y por el presidente de Polonia, Andrzej Duda. 
 
El pasado 9 de abril, en un evento realizado en Varsovia, Von der Leyen precisó que hasta el momento se 10.100 millones de euros (casi 11.000 millones de dólares) y este lunes, la Comisión Europea detalló que de estos 1.800 millones de euros se usarán para atender a los desplazados internos y los restantes 8.300 millones se distribuirán entre «países de la UE y países vecinos como Moldavia» que han acogido refugiados.  
 
«Y una vez que las bombas hayan dejado de caer, ayudaremos al pueblo de Ucrania a reconstruir su país», se agrega en el comunicado publicado en las redes sociales de la Comisión.
 
En relación con la administración de los fondos, solamente se aseguró que el dinero recolectado «garantizarán vivienda y seguridad económica y apoyo para organizaciones de base y la ONU que trabajan con refugiados».
 
Por su lado, Global Citizen puntualizó que «algunos compromisos relacionados con el reasentamiento de refugiados incluyen fondos que los estados miembros de la UE han asignado para recibir refugiados y proporcionar alojamiento, oportunidades económicas, acceso a atención médica y educación. Su implementación y la cantidad final de fondos gastados dependerán de la cantidad de refugiados que se reasienten en sus respectivos países».
 
De Ucrania a Cúcuta: las evidentes similitudes
 
No es la primera vez que el mundo del espectáculo anuncia la realización de eventos en pro de lo que, al menos a simple vista, podría considerarse una causa justa o solidaria. 
 
Así, por ejemplo, en 2019, el millonario inglés Richard Branson organizó el concierto Venezuela Aid Live del lado colombiano del Puente Internacional Tienditas, cuyo objetivo declarado fue recabar fondos destinados a brindar «ayuda humanitaria» a los venezolanos.
 
En el evento participaron reconocidas figuras de la industria musical en español y otras más donaron dinero, entre ellos el reguetonero portorriqueño Daddy Yankee, quien anunció públicamente que se había desprendido de un millón de dólares para atender la crisis en Venezuela. 
 
Si bien nunca se conoció el monto recabado tanto por el concierto como a partir de donaciones públicas y anónimas, en numerosas denuncias consta que fue malversado por miembros del autoproclamado gobierno interino de Juan Guaidó.
 
Un trabajo de investigación aparecido en junio de 2019 en el medio Panam Post, bajo la firma del periodista Orlando Avendaño, increpaba al así llamado interinato por el uso de los fondos recabados supuestamente para ayuda humanitaria y señalaba a dirigentes de Voluntad Popular, partido de Guaidó y de Leopoldo López, como aparentes responsables de los manejos turbios de este dinero.
 
En julio de 2021, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo (Usaid) admitió en un informe que desconocía en qué habían empleado Guaidó y su equipo el 98% de los más de 507 millones de dólares otorgados por esa vía para presunta ayuda humanitaria.  
 
(LaIguana.TV)
Comentarios Facebook