La oposición aglutinada en la denominada Plataforma Unitaria informó, mediante un comunicado, la realización de elecciones primarias en 2023 para escoger a un candidato de cara a las presidenciales. En dicho documento, la organización asegura que esta decisión -tomada en Panamá- forma parte de un proceso de refundación de la organización, lo que se traduce en un nuevo intento de la derecha para resucitar en el ámbito político, tras años de fallidas estrategias golpistas y desestabilizadoras.

En el marco de dicho proceso, anunciaron la designación del expresidente de la Asamblea Nacional (AN) y dirigente de Un Nuevo Tiempo (UNT), Omar Barboza -quien pasó sin pena ni gloria durante su gestión al frente del Parlamento venezolano- como nuevo secretario ejecutivo de la plataforma.

Según información citada por El Mundo, estas medidas fueron «respaldadas» por la administración de EEUU, encabezada por Joe Biden, para la cual supuestamente es «indispensable y fundamental que la oposición aparezca unida de nuevo«, tomando en cuenta las distintas disputas internas que han protagonizado los dirigentes de los partidos que la conforman y que han dejado en evidencia las fuertes divisiones en el seno de la derecha.

«Tal vez el bajo perfil de Barboza pueda ayudar a que políticamente se logre algún tipo de cohesión, que ahora mismo es inexistente, no solo entre los partidos de la oposición, sino incluso dentro de ellos mismos, como Primero Justicia, por ejemplo«, aseguró al respecto el analista político Walter Molina.

De acuerdo con Molina, los retos de la oposición venezolana actualmente son enormes, especialmente ante la pérdida de credibilidad y confianza hacia quienes dirigen este sector político en el país por parte, incluso, de sus propios seguidores.

«El primer reto es hacer que las personas tengan confianza en esta Plataforma, algo muy complicado teniendo en cuenta que los nombres son prácticamente los mismos», resaltó el analista.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook