La Policía colombiana aprovechó la jornada electoral para detener a más de 80 personas que, a pesar de tener órdenes de detención en su contra, concurrieron a votar. Por si fuera poco, 50 colombianos sufragaron a pesar de encontrarse reportados como desaparecidos.

En el marco de las elecciones presidenciales de este domingo 29, la Fiscalía de Colombia capturó 85 personas por diferentes acciones ilícitas y confirmó la votación de otras 50 que concurrieron a los circuitos estando reportadas desaparecidas.

Tras la jornada electoral que garantizó una segunda vuelta entre Gustavo Petro y Rodolfo Hernández, la Fiscalía de Colombia comunicó que decenas de personas que contaban con órdenes judiciales fueron detenidas y puestas a disposición ante los jueces de control de garantías.

Los casos más resonados incluyen a un hombre con antecedentes por delito sexual cuando ejercía como docente de artes escénicas en un instituto en Cali y a dos cabecillas delincuenciales del grupo armado paramilitar Clan del Golfo y de la banda investigada por homicidios conocida como Los Chorros, capturados en los municipios de Facatativá, Cundinamarca e Ibagué, Tolima, respectivamente.

De las 85 detenciones, cuatro corresponden a posibles delitos electorales por «falsedad personal» y «constreñimiento electoral», causas referidas a la apropiación de identidad y a la existencia de presiones y amenazas sobre el sufragante para beneficio de un determinado candidato. Estos casos fueron identificados en los departamentos de Nariño, Cauca y Valle del Cauca, al suroccidente de Colombia.

Si bien solo cuatro terminaron en detenciones, la Unidad de Recepción Inmediata para la Transparencia Electoral (Uriel) atendió, en total, 105 denuncias de posibles delitos electorales.

Del total, 22 correspondieron a sospechas de corrupción al sufragante —que implica una retribución o condicionante por parte de un tercero a cambio del voto—, otras 22 a voto fraudulento , 21 a constreñimiento al sufragante, 14 a tráfico de votos —ofrecer votos de un grupo de ciudadanos a cambio de dinero— y 10 a alteración de resultados electorales.

En paralelo, el organismo reportó 19 afectaciones al orden público en distintas regiones del país.

Entre los hechos más curiosos surgidos de la jornada electoral estuvo la detección de votantes que cumplieron con su derecho cívico a pesar de que figuraban como desaparecidas.

En efecto, 50 personas que estaban reportadas como desaparecidas y concurrieron a los circuitos de votación, confirmó la Fiscalía de Colombia.

A pesar de lo sorprendente, no es la primera vez que sucede: en las elecciones legislativas de marzo de 2022, fueron 35 las personas desaparecidas que concurrieron a votar.

Varias de las desapariciones fueron atribuidas a las jornadas de protestas denominadas como paro nacional que sacudieron al país desde el 28 de abril de 2021 y hasta el 15 de junio del mismo año que sumaron más de 500 desaparecidos.

El Fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa, explicó en marzo a la prensa que tras la aparición de las personas reportadas, se procede a retirarlas del listado de desaparecidos en el país.

(Sputnik)

Comentarios Facebook