A pesar de las declaraciones de Joe Biden de que EEUU no tiene planes de enviar tropas a Ucrania, la CIA, así como las fuerzas de operaciones especiales del país norteamericano y de la OTAN siguen operando de forma encubierta en la zona de conflicto.

Según los funcionarios estadounidenses, los agentes de la CIA trabajan principalmente en Kiev suministrando a las Fuerzas Armadas de Ucrania información de inteligencia, informa el New York Times.

El medio destaca que antes del inicio de la operación especial, varias docenas de agentes de fuerzas especiales de países de la OTAN, entre ellos el Reino Unido, Francia, Canadá y Lituania, estaban trabajando en Ucrania.

Antes del comienzo de los enfrentamientos, Washington retiró a unos 150 de sus instructores militares, pero los militares de la OTAN se quedaron para entrenar a las Fuerzas Armadas ucranianas y asegurar suministros de armas, o bien abandonaron temporalmente Ucrania y volvieron de nuevo.

Tras el inicio de la operación especial, el 10.º equipo de las fuerzas especiales del Ejército estadounidense, que entrenaba a las Fuerzas Armadas ucranianas en el oeste del país eslavo, se trasladó a Alemania, donde creó un grupo de coordinación para la asistencia militar a las tropas de Ucrania. Actualmente hay 20 países que participan en esta organización, recoge el medio.

«Mientras los ucranianos tratan de eludir a los rusos que potencialmente intentan atacar los convoyes de suministros, nosotros tratamos de ayudar a coordinar el movimiento de todos estos diferentes tipos de carga. Otra cosa en la que creo que podemos ayudar es en la inteligencia sobre dónde pueden estar las amenazas a estos convoyes», cita el New York Times a la secretaria del Ejército de Estados Unidos, Christine Wormuth, en un acto de seguridad nacional organizado por el Consejo Atlántico.

Según el medio, este grupo de coordinación sigue el modelo utilizado en Afganistán y forma parte de una red de células de coordinación de inteligencia dirigida por el Pentágono para proporcionar asistencia a las Fuerzas Armadas de Ucrania. Por ejemplo, según la fuente, un grupo de la Fuerza Aérea y la Guardia Nacional de EEUU llamado Grey Wolf está entrenando y equipando técnicamente a los pilotos ucranianos en la base aérea de Ramstein, en Alemania.

El periódico indica también que varios comandantes ucranianos de bajo rango agradecieron recientemente a Washington la inteligencia satelital que pueden utilizar en la batalla en tabletas con una aplicación especial proporcionada por EEUU y la OTAN.

Sin embargo, los agentes de la CIA que trabajan en Ucrania se dedican principalmente a suministrar información de inteligencia a Kiev, donde trabaja la mayoría de ellos. Aunque el Gobierno estadounidense nunca ha reconocido la presencia de la CIA en Ucrania, este hecho es conocido desde hace tiempo por las agencias de inteligencia rusas y por otras agencias de inteligencia de todo el mundo, concluye el diario.

Según algunos oficiales retirados del Ejército estadounidense, la presencia de instructores del país norteamericano en Ucrania puede no merecer los riesgos que podría conllevar una escalada del conflicto de Rusia con EEUU y la OTAN.

«¿Merece la pena pagar el posible precio de la mejora de la formación? La respuesta es probablemente no», comentó Douglas Wise, exsubdirector de la Agencia de Inteligencia de Defensa de Estados Unidos.

(Sputnik)

Comentarios Facebook