Chester es el tercer hijo de Tom Hanks, fruto del matrimonio entre el intérprete y la actriz y cantante Rita Wilson. Chester Hanks, apodado Chet, es también el que más problemas le ha dado a su familia durante la adolescencia. Tan es así que le tuvieron que enviar a un centro de desintoxicación cuando tenía 17 años.

El hijo de Tom, que actuó en series como ‘Shameless’ o ‘Empire’, a través de su canal de YouTube, quiso recordar aquellos momentos. Chester sube vídeos controvertidos a su canal y uno de ellos es ‘La verdad de crecer como un Hanks’. En el vídeo cuenta todos los privilegios que ha tenido por llevar el nombre de su padre y también se confesó sobre la terapia que tuvo que hacer durante su adolescencia.

Chester Hanks, muy crítico con sus padres: «Me destrozaron psicológicamente»

«Estaba en el punto más bajo de mi vida, completamente perdido. Hasta el punto en el que la histeria traspasaba los límites que yo conocía. Me hundieron psicológicamente», aseguró Chet. «Estaba totalmente fuera de control. […] No cambiaría mi situación por nada, amo a mis padres», reconoció el hijo de Tom Hanks.

Además, Chester también habló de los privilegios de ser un Hanks: «Hay muchas ventajas, pero a veces puede ser bastante extraño. Pude hacer muchas cosas geniales que mucha gente no tuvo la oportunidad de hacer: viajar por el mundo, quedarme en buenos hoteles, volar en aviones privados y me siento bendecido por esto. No cambiaría mi situación».

Sin embargo, también reconoce que la fama es un arma de doble filo: «Mi experiencia fue aún más complicada porque, además de que la fama es tóxica, yo ni siquiera era famoso. Solo era el hijo de alguien famoso, no había hecho nada para merecer ningún tipo de reconocimiento. Pero lo que eso generó fue mucho desprecio hacia mi persona».

(Marca)

Comentarios Facebook