El presidente de Italia, Sergio Mattarella, no aceptó la dimisión del primer ministro, Mario Draghi, y le instó a dirigirse al Parlamento para intentar encontrar una salida a la crisis política.

Dragui anunció este jueves que presentaría su renuncia al presidente italiano, en medio de una crisis desatada en la coalición gubernamental porque el Movimiento Cinco Estrellas (M5S), un socio de la alianza que encabeza Mattarella, decidió no apoyar la votación en el Senado de un decreto clave que contemplaba un paquete de ayuda para familias y empresas frente a la inflación.

Así, Mattarella recibió en el Palacio del Quirinal a Draghi, quien es presidente del Consejo de Ministros, para tratar el asunto.

Tras la reunión en Roma, Mattarella «no aceptó la renuncia» y, en cambio, invitó a Draghi a «presentarse al Parlamento para realizar comunicaciones, a fin de que se haga un balance de la situación surgida a raíz de los resultados de la sesión celebrada hoy en el Senado», según un comunicado de prensa difundido por la Presidencia italiana.

Esta semana, Draghi adelantó que su gobierno no podría continuar sin el apoyo de M5S. La decisión de no votar la moción de confianza sobre el paquete de ayuda fue clave para que el primer ministro decidiera presentar su dimisión.

Así, Draghi explicó que «la mayoría de la unidad nacional que ha apoyado a este gobierno desde su creación se ha ido», y por lo tanto, «el pacto de confianza que subyace a la acción del gobierno ha fracasado».

Por su parte, el M5S se justificó argumentando que el decreto clave que fue presentado en el Senado, el cual contemplaba una ayuda por un monto de 26 millones de euros, resultaba «insuficiente».

(RT)

Comentarios Facebook