La Justicia británica emitirá este lunes el fallo sobre la cuestión de las 32 toneladas de oro de Venezuela, depositadas en el Banco de Inglaterra.

Según defendió el miércoles en su alegato inicial el abogado del Gobierno venezolano, Richard Lissack, se trata de “la mitad” de las reservas del país en el extranjero, lo cual se ha convertido en un largo litigio entre el Gobierno y la oposición de Venezuela, liderada por Juan Guaidó, quien en julio de 2019, se autoproclamó presidente encargado.

El Reino Unido se encuentra entre los países occidentales que reconoció al líder opositor como presidente interino, y el Banco de Inglaterra acató su orden que le exigía no entregar los lingotes a la junta directiva del Banco Central de Venezuela (BCV).

Guaidó nombró su propia junta directiva, pero el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) venezolano invalidó sus nombramientos, y ahora la Corte Comercial de Londres examina a lo largo de cuatro días de audiencias, si la Justicia británica debe acatar las decisiones del Supremo venezolano.

En el derecho venezolano no tiene cabida la afirmación de que Guaidó designó una junta como presidente interino, porque ni la ley ni el Supremo lo reconocieron”, ha dejado claro el experto en derecho constitucional Julio Cesar Arias Rodríguez, exsecretario del TSJ.

Desde 2018, Caracas ha intentado en varias ocasiones retirar el oro que tiene en la institución británica para poder enfrentar las sanciones impuestas por Estados Unidos y sus aliados.

 La vicepresidenta del país bolivariano, Delcy Rodríguez, advirtió el viernes a todos los países de que lo que le han hecho a Venezuela se lo pueden hacer a ellos también.

El Tribunal Supremo del Reino Unido otorgó en julio de 2020 a Guaidó el control de las reservas equivalente a 1600 millones de euros, pero en octubre del mismo año el Tribunal de Apelación de Londres anuló el veredicto emitido.

(HispanTV)

Comentarios Facebook