El portal de periodismo de datos abiertos La Tabla reveló que Ernesto Quintero, sindicado por el caso de ABA Mercado de Capitales extraditado desde España el pasado 14 de julio, fungió como «apoderado y ejecutivo de Conavenca Europa SL», una empresa que, de acuerdo a la pesquisa, se encarga de gestionar envíos desde la nación ibérica hacia Venezuela en ciudades «con alta población de migrantes venezolanos» dirigida por personas procedentes del estado Zulia.

La información empresarial pública disponible apunta que Quintero fue designado como apoderado de Conavenca Europe SL el 5 de abril de 2019. La compañía fue inscrita en los registros oficiales españoles en octubre del año anterior, fecha en la que se nombró a Alfredo Ekmeiro Meleán como administrador único.

Ernesto Quintero, quien ejerció como tesorero de la mentada casa de bolsa, está solicitado por la justicia venezolana por su presunta implicación en un fraude a jubilados, quienes denunciaron el caso ante el Ministerio Público en 2010 tras haber perdido todos sus ahorros.

Según la investigación de la Fiscalía, los clientes dejaron de recibir los dividendos de su dinero a inicios de 2010, cuando se detectó que ABA Capitales vendía títulos de valor sin la autorización requerida, a una supuesta filial de la empresa en las Islas Vírgenes Británicas –reconocido paraíso fiscal– denominada ABA Capital Markets.

El esquema fraudulento también habría incluido la captación de nuevas inversiones a través de otras filiales no autorizadas de ABA Mercado de Capitales y préstamos entre estas compañías con los fondos captados, operaciones irregulares de las que habrían participado directivos y administrativos.

El dirigente ultraderechista Leopoldo López trató de presentar a Ernesto Quintero como un empleado que estaba siendo objeto de persecución política por parte del gobierno venezolano.

Asimismo, su defensa estuvo a cargo de Ismael Olivier Romero, conocido por representar en los tribunales españoles a exfuncionarios con causas de corrupción abiertas en Venezuela como la extesorera Claudia Díaz Guillén y Hugo «El Pollo» Carvajal. También defiende Enzo Franchini, a quien se acusa de participar en el asesinato de Orlando Figuera en mayo de 2017.

Pese a todas estas maniobras, Quintero estuvo apresado más de un año el penal de Soto del Real (Madrid) y en tres oportunidades la Audiencia Nacional rechazó su solicitud para evitar la extradición a Venezuela. Este martes se prevé que el fiscal general de la República, Tarek William Saab, ofrezca detalles a la prensa sobre la extradición y la causa penal.

El caso salpica a Manuel Rosales

De acuerdo con los datos recabados por La Tabla, otro de los sindicados por esta estafa es Juan Carlos Abudei, «quien en 2008 recibió como obsequio del gobernador de Zulia, Manuel Rosales, un reloj Cartier» valorado para la fecha en 18.000 dólares (unos 40 millones de bolívares de los de entonces).

De otra parte, los accionistas Gustavo Abudei y Luciano Biondi, quienes fueron capturados en el 2018 en Colombia, no han sido entregados a Caracas por el gobierno del presidente saliente, Iván Duque, pese a que está cursada la solicitud formal de extradición.

De manera similar a lo que trató de hacer Quintero en España, Abudei y Biondi se presentaron como perseguidos políticos y solicitaron que se les otorgara el estatus de refugiados. El portal especializado asegura que su rastro en las redes sociales se perdió en 2019.

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook