El gobierno de Joe Biden acusa al expresidente paraguayo Horacio Cartes de «corrupción» y le veta el acceso a visa para entrar en el país, informó este viernes el Departamento de Estado. 

Cartes, un rico empresario tabacalero, gobernó Paraguay entre 2013 y 2018 por el conservador Partido Colorado. 

Washington lo ha designado «por su implicación en corrupción significativa» al haber «obstruido una importante investigación internacional sobre el crimen transnacional para protegerse a sí mismo y a su socio criminal de un posible enjuiciamiento y daños políticos», asegura el jefe de la diplomacia estadounidense Antony Blinken en un comunicado sin identificar al socio.  

Estas acciones «socavaron la estabilidad de las instituciones democráticas de Paraguay al contribuir a la percepción pública de corrupción e impunidad en la oficina del presidente paraguayo», añade. 

Además «permitieron y perpetuaron la participación recientemente documentada de Cartes con organizaciones terroristas extranjeras y otras entidades designadas por Estados Unidos». Esto afecta, según Blinken, a la seguridad de Estados Unidos frente al crimen y el terrorismo transnacional y «amenaza la estabilidad regional».  

El expresidente paraguayo ha sido designado en virtud de la sección 7031(c), es decir no podrá optar a una visa para entrar a Estados Unidos. 

El Departamento de Estado también designa a tres de sus hijos: Juan Pablo Cartes Montaña, Sofía Cartes Montaña y María Sol Cartes Montaña. 

En el comunicado el gobierno estadounidense defiende que quienes abusan de las funciones públicas en beneficio propio rindan cuentas. 

Horacio Cartes es objeto de un pedido de captura emitido por un juez brasileño por presunto lavado de dinero en el marco de las investigaciones de la operación anticorrupción Lava Jato. 

Su nombre también figura en los documentos divulgados por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) que involucran a dirigentes y exmandatarios de todo el mundo, acusados de recurrir a paraísos fiscales para ocultar cientos de millones de dólares. 

(AFP) 

Comentarios Facebook