El periodista venezolano Eligio Rojas abordó este domingo la situación delincuencial que se ha desatado en el estado Aragua, donde se realizan las pesquisas para ubicar a los responsables materiales del asesinato del profesor y sociólogo Carlos Lanz. 

A partir de las delaciones de los hechos que enmarcan el crimen contra Lanz, realizadas por Glenn Castellanos y Maxiorisol Cumare, el Ministerio Público ha llevado a cabo la verificación de los datos suministrados por ambos involucrados, y esto incluye el allanamiento de la finca La Fortaleza, en el estado Cojedes, que es el lugar donde presuntamente el profesor fue ejecutado y desaparecidos sus restos. 

Rojas mostró una serie de fotografías en las que se muestran los lugares referidos por Castellanos como sitios de interés en el caso, y donde él mismo estuvo como coautor y testigo del crimen. Mostró, incluso, el lugar donde habría estado la cochinera en la que supuestamente los asesinos, junto con el capataz de la finca, Ely Becerra, habrían arrojado el cuerpo desmembrado. 

Asimismo, aludió a dos eventos violentos, presuntamente uno de ellos ejecutado por el grupo criminal «El Asdrúbal», célula del Tren de Aragua. Una patrulla de la Policía Nacional Bolivariana fue atacada con armas de fuego el pasado martes en la madrugada, mientras se encontraba en labores de investigación relacionadas al caso Lanz. En este ataque murió un funcionario. Allí resultó herido un diputado que aparentemente no se trasladaba en esa misma patrulla, sino que iba de de transeúnte en la avenida Los Aviadores de Maracay al momento de los disparos. Un segundo hecho, refirió Rojas, fue el asesinato de otro funcionario que acudió a un supuesto llamado de secuestro en el sector Guanasnal del municipio San Sebastián, ese mismo día. 

Al respecto, comentó Rojas, no se tiene información de que los ataques contra las fuerzas de seguridad estén relacionados. Lo que sí se sabe, de manera extraoficial, es que los cabecillas del «Tren de Aragua» ordenaron a sus organizaciones desplegadas en el estado Aragua responder contundentemente a la presencia policial que en este momento apoya las investigaciones de la fiscalía, que ha tenido como referencia la cárcel de Tocorón. 

El Ministerio Público, recordemos, en la última rueda prensa sobre el caso Carlos Lanz, dio a conocer las conexiones de Glenn Castellanos con el mencionado centro penitenciario que, según las informaciones de inteligencia policial, es dirigido por el convicto Héctor Guerrero Flores, alias «El Niño Guerrero», y funcionaría como guarida del «Tren de Aragua» e, incluso, delincuentes de otras bandas congraciadas con el nombrado pran. 

(LaIguana.TV)

 

 

 

Comentarios Facebook