Jorge Rodríguez, presidente de la Asamblea Nacional y representante del gobierno en las conversaciones con la oposición, condicionó este martes el reinicio de la negociación en México a la devolución del avión de Emtrasur y de su tripulación, que permanecen retenidos ilegalmente en Argentina desde hace más de dos meses.

«No nos vamos a mover ni en cosas de diálogo, ni en cosas de negociación, ni en ninguna cosa de esa. Muy sencillo, igual que como dijimos con el diplomático secuestrado, Alex Saab. Dos cosas les vamos a decir: nos devuelven el avión y queremos de vuelta a nuestras hermanas y hermanos secuestrados», manifestó Rodríguez.

En una intervención parlamentaria, Rodríguez cuestionó duramente las acciones tomadas por la justicia argentina en este caso y señaló directamente a la fiscal a cargo de la causa, Cecilia Incardona, en razón de sus aparentes nexos con los gobiernos de Estados Unidos e Israel, directamente implicados en las acusaciones que se siguen contra los venezolanos, iraníes y el carguero de Emtrasur.

En su decir, la funcionaria fue vista vista saliendo de la embajada de Washington en Buenos Aires tras promover las acusaciones, que han derivado en la detención irregular de 19 personas –15 venezolanos y cuatro iraníes– y en la retención de una aeronave del Estado venezolano por cargos de terrorismo internacional.

«Quienes tienen en Argentina secuestrado el avión son unos vulgares ladrones. Son los derechos humanos de venezolanos y venezolanas que están siendo violados en este momento por el gobierno de Argentina», fustigó el dirigente socialista.

Este martes, el Parlamento venezolano (unicameral) aprobó por unanimidad el «Proyecto de acuerdo en repudio a la intención aviesa del gobierno de los Estados Unidos de apropiarse ilegalmente del avión secuestrado en la República Argentina».

Más temprano, una multitud marchó hacia el Palacio Federal Legislativo para exigir la liberación de la tripulación y de la aeronave. Antes de votar el documento, los diputados permitieron el derecho de palabra de algunos delegados, que ofrecieron detalles del caso.

A la víspera, el presidente Nicolás Maduro verbalizó aireadamente su malestar por la confiscación del avión, que calificó como una maniobra de Washington para apoderarse del bien venezolano a través del gobierno de Argentina con la excusa de las sanciones.

Por su lado, Diosdado Cabello, diputado nacional y primer vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela, demandó este lunes al gobierno del presidente Alberto Fernández la devolución inmediata del vehículo aéreo.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook