El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Jorge Rodríguez, acusó este martes a Cecilia Incardona, fiscal a cargo de la causa con la que se ha retenido ilegalmente el avión y la tripulación de Emtrasur en Argentina, de estar al servicio del Gobierno de los Estados Unidos y de haber recibido pagos para ejecutar la maniobra.

«¿Fue a la embajada de los EEUU a pedir visa para ir a Disney? No, nadie la vio saliendo con las orejitas de Mikey Mouse de la embajada. Fue a cobrar, fue a que le dieran los reales, el pago correspondiente para cometer el secuestro que cometió», fustigó Rodríguez en una intervención ante el Parlamento.

Las críticas del diputado se extendieron al sistema de justicia argentino. En su decir, Incardona «se hace acompañar por un juez», amigo «íntimo» del expresidente Mauricio Macri, que figura como uno de los promotores del ‘lawfare’ contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

«Que cuando vengan a decir que ‘no, que ese es un caso que le corresponde al Poder Judicial’. ¿Cuál Poder Judicial? ¿Esa podredumbre? ¿Esa señora, que recibe instrucciones directas de la embajada de los Estados Unidos de Norteamérica? ¿Eso es un Poder Judicial independiente? ¡Eso es una podredumbre, ese es un sistema judicial arrodillado, eso no es justicia, es una violación de derechos humanos elementales!», reclamó.

En su discurso, el dirigente socialista tachó a los artífices de la retención del avión venezolano y de su tripulación –compuesta por 15 locales y cuatro instructores iraníes– de «ladrones» y arremetió contra los medios por divulgar información falsa sobre la propiedad del aparato.

«Desde ese razonamiento absurdo deberían decir ‘el avión francés-iraní-venezolano’, porque ese avión se lo vendió Air France a Irán. Fue Francia quien le vendió ese avión a Irán e Irán, a su vez, le vendió el avión a Venezuela, cosa que es una operación, una transacción completamente normal», indicó.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook