Yenifer Paredes, cuñada del presidente de Perú, Pedro Castillo, se entregó a la justicia tras permanecer prófuga por casi 24 horas luego de que la Fiscalía obtuviera una orden de detención en su contra por presuntos delitos de corrupción.

«En este momento, dentro de su edad, su coraje y valentía [Yenifer Paredes] se encuentra en la fiscalía para apersonarse y entregarse a la fiscal», dijo su abogado, José Dionisio, a la radio local RPP.

En la víspera, personal de la Policía en compañía de fiscales anticorrupción allanaron Palacio de Gobierno, sede del Ejecutivo, para detener preliminarmente a Paredes luego de que el Poder Judicial autorizara la medida.

Sin embargo, tuvieron dificultades para ingresar y no hallaron a Paredes, quien pasó a estar en calidad de prófuga de la justicia. El abogado de Paredes se negó a revelar en qué lugar se encontraba su defendida desde que se ordenó su detención.

La cuñada del jefe de Estado es señalada por la Fiscalía como miembro de una mafia en el gobierno que otorgaba concesiones de obras públicas a empresas privadas a cambio de sobornos.

Actualmente, diversos empresarios, así como funcionarios y exfuncionarios del gobierno tienen investigaciones fiscales por presunta corrupción.

Además, el presidente Castillo tiene cuatro investigaciones fiscales en el fuero penal por presuntos delitos de corrupción cometidos durante su gobierno y otra en el fuero civil por un presunto delito cometido en 2012.

(Sputnik)

Comentarios Facebook