La Diócesis de San Cristóbal confirmó detención, por abuso sexual, del sacerdote Nepomuceno Hernández, párroco de la Iglesia San Juan Bautista de La Ermita.  

A través de un comunicado, el Obispo Mario Moronta informó que el padre fue suspendido del ministerio y destituido de sus cargos pastorales. 

“Es un hecho lamentable que no tiene justificación alguna. Asimismo, la autoridad eclesiástica- el Obispo de la Diócesis de San Cristóbal- ha garantizado al Fiscal Superior del Estado Táchira- y otras autoridades competentes que ni se opondrá ni interferirá en las investigaciones y actuaciones que por este hecho se tienen que realizar. En este sentido, la Diócesis de San Cristóbal no avala ni encubre casos como el presente”, se detalla en el texto. 

En ese sentido, se destaca que el sacerdote en cuestión es responsable de sus actos y debe responder por ellos ante la ley civil y la eclesiástica. “Tiene derecho a su defensa para lo cual tendrá la asistencia de un abogado que él mismo designe. La Diócesis muestra su preocupación y ofrece su acompañamiento a la víctima de este bochornoso acto”, agregó. 

El fiscal general de la República, Tarek William Saab, informó que el sacerdote “bajo los efectos del alcohol invitó a dar de comer a la adolescente de 13 años C.Y.J.V para luego agredirla sexualmente”. 

Los agentes ingresaron a la casa parroquial con dos testigos y llegaron hasta una habitación, donde presuntamente sorprendieron al sacerdote cometiendo abuso sexual sin penetración contra la adolescente, reseñó el periodista Eligio Rojas en una nota de Últimas Noticias. 

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook