Una pesquisa realizada por el portal de periodismo de datos abiertos La Tabla en febrero de 2020, mostraba datos concretos del desfalco por más de 4.800 millones de dólares en Petróleos de Venezuela (PDVSA) revelado este martes por el ministro de Petróleo, Tareck el Aissami.

En aquel momento, el medio venezolano señalaba que Administradora Atlantic 1717, representada por Juan Andrés Wallis Brandt y cinco altos funcionarios de la estatal petrolera –Rafael Ramírez, Eulogio del Pino, Asdrúbal Chávez y Juan Carlos Márquez– tendrían que estar preocupados por una trama de corrupción que presentó muy de costado el diario estadounidense The Miami Herald.

Comentarios Facebook

Como es conocido, Ramírez está solicitado por la justicia venezolana en razón de su presunta implicación en más de una decena de casos de corrupción durante su largo paso por el ministerio de Petróleo y Energía y la presidencia de PDVSA, al tiempo que Del Pino está apresado en Venezuela por algunas de esas tramas.

Este 30 de agosto, el fiscal general, Tarek William Saab, informó sobre la captura de Aular, al tiempo que Márquez aparentemente se suicidó en Madrid en julio de 2019 y Asdrúbal Chávez es el actual presidente de la petrolera venezolana.

De regreso a febrero de 2020, La Tabla precisa que en el artículo del Herald se alude a la participación «en la trama corrupta de los préstamos en bolívares a PDVSA para ser pagados en dólares apenas semanas después» de la abogada, exdiputada y activista trans Tamara Adrián, si bien matiza que «lo que hizo fue responder como abogada a una consulta de un cliente sobre la legalidad de tales préstamos. Si se equivocó en su opinión no pasa de ser eso: una simple divergencia de criterio».

En contraste, la situación de los exaltos directivos con respecto a esta red de corrupción ya era entonces bastante complicada, a juzgar por el contenido del documento expuesto por el medio miamense, que entonces fue replicado «por varios sitios y cuentas de investigación periodística».

Para valorar su autenticidad, el sitio de investigación señalaba que llevaba «las ‘media-firmas’ de los cuatro miembros del comité ejecutivo», «tiene fecha de 6 de marzo de 2012 y en general tiene consistencia para considerarlo auténtico».

Estos datos se corresponden con los detalles aportados por El Aissami este martes en su comparecencia ante la prensa. El acta de la reunión extraordinaria de la junta directiva de PDVSA que se celebró en esa fecha, recoge la autorización del financiamiento de la administradora Atlantic 17107, en la que figuraba como representante legal Wallis Brandt, un dato que el portal especializado corroboró consultando el portal del Tribunal Supremo de Justicia.

En la investigación se añade que «el dato más conocido de Wallis es que funge como miembro de la junta directiva del diario El Nacional, posición en la que fue demandado por el dirigente chavista (…) Diosdado Cabello».

Empero, en lo que corresponde al recientemente descubierto entramado de corrupción en PDVSA, se destaca que esta persona ha fungido como «vicepresidente legal y miembro de la junta directiva del Fondo de Valores Inmobiliarios (FVI), que preside el banquero Luis Emilio Velutini Urbina», un miembro de la aristocracia caraqueña que desciende de los fundadores del extinto Banco Caracas, a finales del siglo XIX.

Siempre siguiendo a La Tabla, en su trabajo periodístico se apunta que el FVI se creó en la década de 1990 Y «se ha orientado a tomar control de espacios urbanos de Caracas y otras ciudades para el desarrollo de centros comerciales ‘high end’ y oficinas ‘AAA’ para uso corporativo».

Al menos hasta el momento de la publicación –febrero de 2020–, era propietario y operador de centros comerciales dirigidos a la clase media como San Ignacio, Tolón y Paseo El Hatillo, así como de complejos de oficinas en zonas del centro de Caracas –Parque Ávila, Centro Galipán y Torre Provincial– y allende las fronteras, de los Blue Mall en Santo Domingo, Saint Marteen y Punta Cana.

Con base en lo anterior, el medio especializado especula que «Atlantic 17107 (prestamista) es una administradora de inmuebles comerciales de Caracas que parece ser un brazo operativo del FVI y los roles de Wallis en las dos confirman un nexo muy estrecho», de donde desprende que «los recursos del préstamo a Pdvsa provenían del FVI».

Con independencia de este planteamiento, La Tabla subraya que «en la junta directiva de FVI no hay ninguna figura que pudiera considerarse ‘chavista’ y al contrario destaca la militancia opositora de algunos como Luis Carlos Serra Carmona, exiliado en España y a quien Mariano Rajoy (PP) entregó la nacionalidad».

Como dato adicional, en el informe periodístico se apunta que Guillermo Velutini, hermano mayor del banquero Luis Emilio, firmó el llamado ‘decreto de Carmona’, con el que se consumó el golpe de Estado de abril de 2002 que expulsó brevemente del poder al expresidente Hugo Chávez.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook