El ministro para el Petróleo, Tareck El Aissami, denunció este jueves que un buque con materia prima venezolana para Monómeros no ha podido desembarcar debido al estado de destrucción en que se encuentra la empresa.

El Aissami mostró imágenes del estado actual de las instalaciones la filial de Pequiven en Colombia que, con el respaldo de la administración de Iván Duque, estuvo durante tres años y medio bajo el control de agentes del exdiputado Juan Guaidó.

“Es un cementerio de ruinas, devastada totalmente y con una capacidad de producción al 0%”, sentenció El Aissami en declaraciones transmitidas por Venezolana de Televisión.

Recordemos que este lunes, el gobierno de Colombia devolvió a Venezuela el control sobre su compañía, según consta en el documento suscrito entre Supersociedades, el embajador de Venezuela en Colombia, Félix Plasencia, y el presidente de la estatal Pequiven, Pedro Rafael Tellechea.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook