El filósofo y analista político Miguel Ángel Pérez Pirela, en su programa Desde Donde Sea, aseguró que, a su juicio, el presidente Vladimir Putin «no está jugando» sobre sus recientes declaraciones en torno a la defensa de la integridad territorial de Rusia frente a la creciente amenaza de la OTAN.

«Ya el tono ha cambiado, se vienen estos referéndums en estas cuatro regiones, Ucrania está avanzando, Putin ha llamado a 300.000 reservistas y dijo estar dispuesto a usar armas nucleares para defender el territorio ruso», no es una bravuconada, subrayó.

Comentarios Facebook

También hace varias jornadas, voceros rusos advirtieron que si Occidente envía armas al frente de batalla capaces de atacar directamente el territorio de Rusia, Moscú interpretaría los actos como un ataque directo de Estados Unidos.

El pasado 14 de septiembre, el embajador ruso en Washington, Anatoli Antónov, aseguró que Estados Unidos será arrastrado a un conflicto militar con Moscú si Ucrania recibe misiles de largo alcance y estos impactan en territorio ruso.

El diplomático dijo a la agencia Sputnik que su gobierno estaba preocupado por las demandas sostenidas de Ucrania para recibir «misiles tácticos ATACMS, diseñados para dar en objetivos a una distancia de hasta 300 kilómetros» por parte de los países de la OTAN.

A continuación se permitió citar lo advertido por Antónov: «Si Kiev obtiene esas armas, grandes ciudades rusas, así como instalaciones industriales e infraestructura de transporte, estarán dentro de las áreas de posible destrucción» y «ese escenario significaría un involucramiento directo de Estados Unidos en una confrontación militar con Rusia».

Vistas en la distancia, estas declaraciones dan cuenta de un progresivo cambio en la concepción del conflicto por parte de Moscú, no limitadas al alcance de los micrófonos aunque inicialmente pudiera interpretárselas así, añadió.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook