Nueve países miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) respaldaron la adhesión de Ucrania a dicha alianza militar, luego de que el presidente Volodímir Zelenski solicitara acelerar el proceso de ingreso de su país el pasado 30 de septiembre. 

A través de su cuenta de Twitter, el presidente de Lituania, Gitanas Nausėda, compartió una carta en la que él, junto con los jefes de Estado de la República Checa, Polonia, Rumanía, Eslovaquia, Estonia, Letonia, Macedonia del Norte y Montenegro, apoyan la moción de Kiev. 

«Reiteramos nuestro apoyo a la soberanía y la integridad territorial de Ucrania y no reconocemos ni reconoceremos nunca los intentos de Rusia de anexionarse territorio ucraniano», se lee en la misiva. 

Los nueve Estados se posicionaron en contra de la adhesión de las repúblicas populares de Donetsk, Lugansk, así como las regiones de Zaporozhie y Jersón, y en favor de aumentar el apoyo militar a Ucrania, a pesar de las afectaciones económicas que sufre la Unión Europea (UE) a causa de las sanciones que Occidente ha impuesto contra Rusia por el conflicto en Ucrania. 

Estonia, Letonia y Lituania formaron parte en su momento de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), nación que se desintegró el 26 de diciembre de 1991 y que derivó en varios Estados independientes, entre ellos Rusia

Para que Ucrania sea reconocida como miembro de la OTAN se necesita el apoyo de los 30 miembros que integran el organismo; sin embargo, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, declaró que, si bien mantienen su política de «puertas abiertas», en estos momentos sus esfuerzos se enfocarán en apoyar a Ucrania con ayuda militar y no con un involucramiento directo en el conflicto entre Kiev y Moscú. 

«La OTAN no forma parte de este conflicto, pero daremos apoyo a Ucrania para que pueda ejercer su derecho a la autodefensa, incluida en la Carta de la Organización de las Naciones Unidas», aseguró Stoltenberg. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook