Venezuela representa una importante función para que el Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia abandone la violencia al integrarse nuevamente al diálogo con el gobierno del progresista, Gustavo Petro.

Así lo aseguró este 3 de octubre el expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero en la inauguración de varios foros que se celebran en la capital venezolana.

«Creo que acertadamente se sabe que Venezuela puede ser y debe ser un país importante para que el ELN renuncie definitivamente a la violencia y proclamemos este continente libre de violencia política», manifestó.

También mencionó que con el arribo de Petro al poder en la vecina nación, el ELN y el gobierno convinieron la reactivación de los diálogos de paz, que contarán con la mediación de Venezuela, Cuba y Noruega.

Rodríguez Zapatero acotó que conseguir que el grupo guerrillero se aparte de la violencia constituye «un gran objetivo» que favorecerá a la población de los dos territorios, “especialmente en la frontera en común», pues se produciría una baja de lo que denominó como «otras violencias».

A la víspera, la Delegación de Diálogos del ELN que estaba en La Habana emitió un comunicado para notificar que después de tres años abandonaba el país caribeño para regresar a las negociaciones de paz, luego de tres años de suspensión unilateral decretada por la administración de Iván Duque.

«Esta es una victoria de la razón y del Derecho Internacional», subrayó la organización insurgente.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook