La Casona Cultural Aquiles Nazoa acogió a representantes del Estado colombiano y de la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN), que este martes acordaron formalmente la reanudación de las conversaciones de paz, suspendidas unilateralmente por Bogotá en 2019.

En el encuentro también participaron representantes de los gobiernos de Venezuela, Cuba y Noruega, países que ejercen como garantes de las negociaciones según el protocolo suscrito en 2016, así como una Misión de Verificación de las Naciones Unidas y delegados de la iglesia católica.

Entre otros asuntos, en el documento se puntualiza que los intercambios se reiniciarán la primera semana de noviembre y se insiste en la participación de «la sociedad» colombiana para construir y consolidar la paz.

Esta iniciativa se inscribe en la política de «paz total» impulsada por el presidente Gustavo Petro, con la que pretende poner fin a más de seis décadas de conflicto armado en la nación neogranadina.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook