El filósofo Miguel Ángel Pérez Pirela mencionó que la premier de Reino Unido, Liz Truss, quien anunció su dimisión tras apenas mes y medio de ejercicio, fue blanco de críticas por presentar un plan económico sustentado en recortes a impuestos no financiados.  

En Desde Donde Sea, precisó que en términos fiscales el plan implicaba una deuda de 150.000 millones de libras esterlinas para el gobierno, que además estaría obligado a subvencionar los costos de la energía de consumidores y empresas. 

Comentarios Facebook

Advirtió, asimismo, que pese al evidente carácter neoliberal de estas propuestas, Londres no está en posición de abandonar un plan de subsidios, aún parcial, pues los precios de la energía figuran como la principal causa de la inflación en el país, que según datos oficiales publicados este miércoles alcanzó el 10,1 % en septiembre. 

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook