Para Claudia Itriago, directora ejecutiva de la Cámara Venezolana de Centros Comerciales (Cavececo), tras dos años de pandemia y otros más de dificultades económicas, en 2022 el sector registró una recuperación notable, que coincide con la reactivación económica del país.

«Este es un año en el que toda la economía venezolana se está reactivando, porque venimos de dos años muy fuertes –y casi que tres, porque en 2019 fue el apagón–, con una operatividad no completa y este año ha sido de reactivar comercios», expresó este martes la dirigente empresarial en una entrevista concedida a la cadena Unión Radio.

Comentarios Facebook

Itriago subrayó que se trata de promedios nacionales, por lo que cabe esperar que se aprecien diferencias entre la capital y las regiones, e incluso dentro de la misma ciudad, debido a diversos factores, entre los que destacó la regularidad en el suministro de agua potable y electricidad.

En relación con las variaciones de visitantes-consumidores en centros comerciales ubicados dentro de una misma ciudad, identificó dos causas que, en su opinión, las explican: por un lado, que algunos de estos centros de compras son de propiedad horizontal –es decir, múltiples dueños deben ponerse de acuerdo antes de implementar cualquier decisión– y, por otro, que muchos comerciantes han sido incapaces de adaptarse a las nuevas demandas de los consumidores.

«Hay un tema con los comerciantes que llevan mucho tiempo en los centros comerciales: no renuevan sus comercios. Estos comerciantes no entienden que el público cambió y tienen vitrinas anticuadas o mal iluminadas, no tienen redes sociales, no interactúan con su consumidor. Todo eso afecta», explicó.

Con respecto a la situación en las regiones aseguró que en las ciudades principales –Maracaibo, Maracay, Barquisimeto y Valencia– es papable la reanimación del comercio tanto dentro de los centros comerciales como fuera de ellos, si bien también mencionó que en otras zonas como Margarita, Mérida o Lechería, los avances son menos apreciables porque son emplazamientos cuya actividad comercial está fuertemente atada al turismo.

«Nosotros, como parte del turismo –porque la gente visita los centros comerciales cuando viaja–, también ayudar a que esto se reactive», agregó.

De otra parte comentó que en comparación con años previos, la frecuencia de visitas se redujo de entre una y dos veces a la semana a una vez cada 15 días, pero a cambio, las personas acuden a los centros comerciales con intención de comprar.

«Eso es algo importante de tomar en cuenta, porque si bien bajó la frecuencia, también hay una intención de compra en esa visita», lo que contrasta con las razones esgrimidas en los ejercicios económicos anteriores, donde la mayoría visitaba los centros comerciales para pasear o asistir a algún evento, puntualizó.

La representante empresarial también ofreció un balance de la actividad comercial a propósito del Black Friday. Aunque confesó que aún no manejan cifras consolidadas, en su decir, «las ventas no fueron tan altas como el año pasado».

Itriago achacó este descenso a dos motivos: la competencia, pues muchos comercios fuera de los centros comerciales se sumaron a esta política, y la inflación.

«No es lo mismo cómo rendía el ingreso en el 2021 a cómo rinde en el 2022. Como ciudadanos venezolanos lo vemos y lo vivimos», indicó.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook
center>