El costo de vida en Colombia alcanzó en noviembre su nivel máximo desde 1999, según informó el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE). El dato llega en medio de las negociaciones para determinar el salario mínimo para 2023, el cual depende de la inflación anual, que sigue en alza.

La variación anual del Índice de Precios al Consumidor (IPC) fue del 12,53%, mientras que la variación mensual fue de 0,77%, y en lo que va del año llegó al 11,72%.

Comentarios Facebook

La directora del DANE, Piedad Urdinola, reconoció que la inflación anual es la más alta en este siglo: «Para conocer un IPC más alta que la de noviembre debemos remitirnos a marzo de 1999, cuando se registró un 13,51%».

La inflación afectó más a los sectores con menos ingresos: 14,34% para la población pobre, mientras que para el grupo vulnerables fue del 14,17%. La variación fue del 10,97% para la población con mejores ingresos.

Urdinola comentó en rueda de prensa que la variación del IPC anual se explica por el comportamiento en algunas divisiones como Alimentos y bebidas no alcohólicas, que registró una variación del 27,08%.

Siete divisiones registraron variación del IPC por encima del promedio (0,77%) en noviembre de 2022, como los Alimentos y bebidas no alcohólicas (1,50%); el Transporte (1,35%), y Restaurantes y hoteles (1,18%), entre otras.

La variación del costo de vida en otras divisiones se mantuvo debajo del promedio, como la Salud (0,61%), la Vestimenta (0,32%) y el Alojamiento, agua, electricidad, gas y otros combustibles (0,11%).

Las ciudades más afectadas por la variación mensual del IPC son Cúcuta (1%), Pasto (0,97%) y Riohacha (0,93%). Cúcuta es también la región con mayor inflación anual, donde alcanzó el 15,71%.

Las ciudades donde la inflación fue menor son Bogotá, con 11,47%, y Manizales, con 12,14%.

Los datos son difundidos en plena negociación del salario mínimo para 2023, para cuya estimación se analiza, entre otros factores, el índice de inflación. Los expertos han señalado que salario mínimo tiene una correlación directa con la inflación: al subir el primero, la segunda también lo hace.

El Gobierno de Gustavo Petro ha buscado en los últimos meses diferentes formas de amortiguar el impacto inflacionario en los hogares colombianos, entre ellas desindexar del salario mínimo varios productos y servicios, así como la reducción temporal de aranceles en el sector agrícola para controlar el aumento de los precios de alimentos.

(Sputnik)

Comentarios Facebook