El presidente Nicolás Maduro recibió este martes las cartas credenciales del embajador designado del Reino de España en Venezuela, Ramón Sánchez Martínez, lo que da por concluidas las tensiones entre las dos naciones que caracterizaron las relaciones bilaterales durante los últimos años.

La oficina presidencial reseña que Sánchez fue ascendido al estatus de embajador el pasado 27 de diciembre tras desempeñarse en el rol de encargado de negocios, como parte de los esfuerzos de la Unión Europea en rehabilitar sus nexos con Caracas, que alcanzaron sus cotas más bajas tras el reconocimiento del bloque al pretendido gobierno «interino» de Juan Guaidó en 2019.

Comentarios Facebook

Durante esa crisis, el gobierno venezolano criticó al anterior representante de Madrid en Caracas, Jesús Silva, por alojar al político opositor Leopoldo López en su residencia privada, aunque se había fugado de su prisión domiciliaria para encabezar el fallido golpe de Estado del 30 de abril de 2019.

Silva fue señalado nuevamente por Miraflores de facilitar la huida de López hacia España en octubre de 2020 y de cooperar en planes sediciosos contra el Gobierno Bolivariano. Pocos días después se marchó de Venezuela y el gobierno de Pedro Sánchez se abstuvo de reemplazarlo hasta finales de 2022.

Con respecto al perfil de Sánchez Martínez, se ha hecho público que cuenta con una trayectoria en el Ministerio de Asuntos Exteriores del país ibérico, habiendo fungido como Jefe de Misión en Washington, Quito y Bruselas, tras cumplir funciones administrativas dentro del organismo.

Asimismo, las autoridades españolas otorgaron el plácet a Coromoto Godoy, quien fue designada como embajadora con el voto unánime de la Asamblea Nacional.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook