El presidente de Chile, Gabriel Boric, llamó a consultas a su embajador en Israel, Jorge Carvajal, en virtud de las «inaceptables violaciones del derecho internacional humanitario» en las que ha incurrido la nación hebrea en la Franja de Gaza, se lee en un comunicado publicado este martes por la Cancillería del país suramericano. 

En el documento se recalca el rechazo enfático de Santiago a las operaciones militares de Tel Aviv en Gaza, calificadas como «un castigo colectivo a la población civil palestina», en virtud de «las más de ocho mil víctimas civiles, en su mayoría mujeres y niños». 

Del mismo modo, se reitera el llamado «a un término inmediato de las hostilidades», condición indispensable para «desplegar una operación de apoyo humanitario» para las víctimas de las hostilidades. 

Boric, sobre la muerte de niños en Gaza: «No son daños colaterales» 

Este martes, Gabriel Boric criticó la calificación de «daños colaterales» para describir las muertes de menores perpetradas por Israel en el contexto de «la guerra contra Hamás». 

En un post de su cuenta de X, Boric llamó a recordar que, de acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), «420 niños están siendo heridos o asesinados diariamente en Gaza por el Estado de Israel dirigido por [Benjamín] Netanyahu». 

Colombia llama a consulta a su embajadora, mientras Bolivia rompe relaciones con Israel 

Por su parte, el presidente de Colombia, Gustavo Petro, llamó este martes a consulta a la embajadora de ese país en Israel, Margarita Eliana Manjarrez Herrera, para analizar la posición de su Gobierno en el marco del asedio del Estado hebreo contra la población civil palestina, que incluyó un bombardeo a un campo de refugiados. 

«Si Israel no detiene la masacre del pueblo palestino no podemos estar allá», dijo el mandatario. 

Mientras tanto, el Gobierno de Bolivia anunció que ha decidido romper relaciones diplomáticas con el Estado de Israel, al considerar que se cometen crímenes de guerra en la Franja de Gaza contra el pueblo palestino. 

La ministra de la Presidencia, María Nela Prada, junto al vicecanciller, Freddy Mamani, brindaron una conferencia de prensa en la que argumentaron la determinación, consecuente con los principios y propósitos de la carta de Naciones Unidas (ONU), los derechos a la vida, la paz y la libertad y en rechazo a los «tratos crueles, inhumanos y degradantes». 

(RT)