La jueza del Corte Suprema de Nueva York, Andrea Masley, ha respaldado una demanda legal presentada por los tenedores de bonos en mora de Venezuela y la petrolera estatal PDVSA. La demanda tenía como objetivo validar judicialmente un acuerdo emitido por la extinta Asamblea Nacional electa en 2015, controlada por la oposición venezolana, que prorroga el plazo de prescripción legal de los títulos de deuda.

El medio estadounidense, especializado en economía y negocios, Bloomberg, informó que «el dictamen de la jueza Masley, establece que el  acuerdo de suspensión de la prescripción de la deuda hasta 2028, emitido unilateralmente por la denominada AN 2015, es legal. Esta disposición buscaba evitar una avalancha de litigios por parte de los tenedores».

La decisión de la jueza Masley al ofrecer validez del acuerdo, le brinda seguridad a los tenedores de bonos, que suman un pasivo superior a los 10.000 millones de dólares. Este fallo también impide que el Estado venezolano pueda impugnar la prórroga de los plazos de la deuda en el futuro.

Si bien la demanda fue presentada por un grupo de alrededor de 30 administradores de fondos y fideicomisarios de bonos de PDVSA, todos los tenedores de bonos se beneficiarán de los resultados de esta decisión.

(LaIguana.TV)