Más de 5.300 niños palestinos han muerto en 48 días de «bombardeos incesantes» israelíes sobre Gaza, según informó este viernes la Unicef. 

«Hoy, la Franja de Gaza vuelve a ser el lugar más peligroso del mundo para ser niño. Tras siete días de tregua de una violencia espantosa, se han reanudado los combates. Seguramente morirán más niños como consecuencia de ello», declaró Catherine Russell, directora ejecutiva de la organización. 

Según la alta funcionaria, la escalofriante cifra se produjo antes de la tregua y «no incluye a muchos niños que siguen desaparecidos y se presume que han quedado sepultados bajo los escombros», declaró. 

Asimismo, Russell señaló que más de 30 niños que estaban retenidos como rehenes en Gaza fueron liberados y ya se reunieron con sus familias gracias a la pausa humanitaria, que también permitió aumentar la entrega de suministros vitales al enclave palestino. «Ahora necesitamos un acceso más seguro y predecible para llegar a los niños heridos, desplazados y traumatizados. Y necesitamos hacer llegar suministros a los niños que son vulnerables al clima frío y húmedo que ha llegado», resaltó Unicef. 

(RT)