petroleo-cua.jpg

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunció que su país logró la nulidad del 40 por ciento en el fallo final sobre el caso de la petrolera Occidental (Oxy), por presunta violación del Tratado Bilateral de Inversiones (TBI) con Estados Unidos.

 

A través de su cuenta en Twitter, el mandatario ecuatoriano dio a conocer la sentencia del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), y adelantó que seguirán las negociaciones sobre el tema.

 

EL DATO

 

De acuerdo a un documento publicado por la Procuraduría de Ecuador, el 40 por ciento representa una reducción de “1.769.625.000 a 1.061.775.000” dólares”. Inicialmente Oxy había solicitado una suma de 3.370.000.000 dólares.

“Llegó laudo OXY. Logramos nulidad de 40% de laudo original, es decir, 700 millones menos, pero nos ordenan pagar cerca de mil”, publicó Correa.

 

El presidente de Ecuador precisó que el Tribunal Arbitral que resolvió el caso ha tratado “la caducidad por incumplimientos legales, como confiscación”.

 

A Ecuador se le acusa de incumplir con el TBI; sin embargo, las autoridades ecuatorianas alegan que a Oxy se le aplicó la ley en 2006, por incumplimiento del contrato que había suscrito para la exploración y explotación del Bloque 15, y que nunca hubo violación del tratado.

 

Por otra parte, Correa alega que la situación actual que vive Ecuador con Oxy se debe a políticas neoliberales de anteriores gobiernos.

 

En contexto: 

 

El pasado sábado Correa precisó que el país está “preparado para enfrentar cualquier escenario” en caso de que no se acepte el pedido de nulidad que planteó sobre el caso.

Según expresó entonces el mandatario, Ecuador ha conversado con Oxy para que, “independientemente del laudo, arreglar las cosas amistosamente, porque si no perdemos los dos”.

Ecuador aplicó la ley a la compañía estadounidense por la caducidad del contrato para la exploración y explotación del Bloque 15, en la Amazonía ecuatoriana, ocurrida en 2006, y, a decir del presidente esa situación “no es materia de arbitraje”, pues constituye un “atentado a la soberanía ecuatoriana”.

 

(teleSUR)

Comentarios Facebook