#LoÚltimo
En fitven se muestra cómo se hacen las “arañitas” que vendía chávez
Noviembre 30, 2014
La Iguana Google Plus

arana3011142.jpg

Un trabajo minucioso, que se extiende por tres días, es necesario para elaborar las conocidas “arañitas”: esos dulces tradicionales del estado Barinas, en los llanos del país, y que se han hecho célebres porque el líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, en su infancia, los vendía en su natal Sabaneta de Barinas para colaborar con el sustento de su familia.

 

Los elaboraba su abuela, mamá Rosa, quien lo crió. Esa receta fue justamente la que mostró este sábado, en el pabellón Gastronómico de la Feria Internacional de Turismo de Venezuela (FitVen) 2014, la señora Carmen Hernández, esposa del hermano mayor de Hugo Chávez, Adán, hoy gobernador de Barinas.

 

Allí, en el máximo evento del turismo nacional, la señora Carmen explicó todo el proceso: quitar las puntas de la lechosa verde, mediana, y hacerle una rayas para que suelte la leche o papaína, mientras reposa toda la noche.

 

En el segundo día, se extrae la semilla y cortan tajadas finas que luego, con una pequeña navaja, se picarán en pequeñas tiras que serán las patas de las “arañitas”. Esto se deja en reposo nuevamente toda la noche, para, en el día tres, colocarlas en un caldero bajo fuego alto al que se ha colocado cerca de media taza de agua y al que se añade, progresivamente, azúcar al gusto.

 

“Se debe revolver con cuidado, de forma envolvente, para que no se dañen las paticas”, advierte la señora Carmen ante el público que observaba atentamente las indicaciones, incluido su esposo, Adán.

 

Con el lema “arañas calientes, arañas sabrosas, arañas dulces”, el niño Hugo ofrecía el manjar en Sabaneta, y esa frase acompañó justamente el dulce, envuelto en papel celofán, que este sábado pudieron degustar los asistentes a la Feria.

 

“Chávez vive, la patria sigue” fue el grito que impregnó el pabellón Gastronómico de FitVen, ante el recuerdo del líder socialista nacido en el llano y que dejó su impronta en América Latina y el mundo.

 

Este pabellón Gastronómico es una innovación en FitVen, con la misión de reconocer al aporte de la cocina local como motor del turismo. En este espacio ha habido conferencias, foros, clases magistrales y demostraciones de cocina en vivo en los tres días del evento.

 

(AVN)