centro-medico-de-caracas-cua.jpg

El Sindicato de Trabajadores de la Salud, Bienestar y Prevención de la empresa Centro Médico de Caracas (Sintrabsabipre) solicitan a la directiva del centro de salud que se les reivindiquen las condiciones laborales acorde a la capacitación del personal.

 

Entre las mejoras que piden, se encuentran, principalmente, un justo tabulador de salario consensuado entre las partes, que gratifique la antigüedad, capacidad académica y perfil de cargo, sin guiarse por bandas salariales que incluyan a todo el personal.

 

En entrevista con el Correo del Orinoco, Rafael Ríos y Carlos Salinas, secretario de organización y secretario de finanzas, respectivamente, informaron que dicha situación afecta a 623 trabajadores aproximadamente.

 

Por su parte, Rafael Ríos señaló que esta eventualidad ha traído como consecuencias continuas faltas y deserción laboral, debido a que los trabajadores se ven en la obligación de realizar las labores de los compañeros que se encuentran en reposo, realizando así un doble trabajo y devengando el mismo salario.

 

Ambos trabajadores del mencionado centro de salud aseguraron que pese a que se han aumentado las tarifas de atención al usuario, los empleados no han recibido ningún ajuste salarial, el cual actualmente oscila en Bs. 4.500. Además, dijeron que solo les cancelan un mes por concepto de utilidades en diciembre.

 

Asimismo, solicitaron un ajuste del beneficio de alimentación, además de bonos para útiles escolares y otras reivindicaciones laborales.

 

Denunciaron que en reiteradas ocasiones han expuestos sus demandas ante las máximas autoridades del centro médico, pero no han obtenido una respuesta. “Lo hemos hecho en varias ocasiones, es una burla, es un irrespeto a los trabajadores, queremos que se cumplan las cláusulas del actual Contrato Colectivo, y el que actualmente se está discutiendo que abarca el periodo 2015-2017”, expresó Salinas.

 

Finalmente, exhortaron al presidente de la Junta Directiva del Centro Médico y demás autoridades a pronunciarse al respecto y no llevar a los extremos la situación, ya que una paralización de las actividades no beneficiaría a ninguna de las partes, ni a los usuarios del centro de salud.

 

“Si se trancan las negociaciones tendremos que llamar a paro respetando las áreas de emergencia, sabemos que hay situaciones delicadas que no pondremos en riesgo”, enfatizó Salinas.

 

(CO)

Comentarios Facebook