kfc-c.jpg

Un moscovita se llevó esta semana una desagradable sorpresa cuando decidió comer en un restaurante de comida rápida KFC, cadena estadounidense internacional famosa por sus empanados de pollo, ubicado en un centro comercial del suroeste de Moscú, la capital de Rusia.

 

El hombre, al que el portal ruso Politlad nombra como Oleg P., pidió en el KFC una caja de varios ‘nuggets’ de pollo. Según se desprende de su relato, el hombre se sentó en una mesa y probó uno que resultó que no era pollo, sino una rata entera empanada y frita.

Antes de percatarse de ello, Oleg asegura que tuvo tiempo de llevarse la rata empanada a la boca y de saborearla hasta que notó un extraño sabor y una textura que no se correspondía a lo que él esperaba. Tras el incidente, el cliente del KFC ha presentado una demanda contra el restaurante ante el Servicio Federal ruso de Protección de Consumidores (Rospotrebnadzor).

Por su parte, el representante de la cadena estadounidense KFC en Moscú, Ilyá Politkovskiy, considera que la queja del cliente aún está siendo investigada, ya que, asegura la tecnología empleada por su restaurante impide la entrada de organismos extraños o ajenos en las freidoras.

 

(RT)

Comentarios Facebook