cuadro-tortura.jpg

A Ríchard González lo acusan de violar a sus dos hijastros, una niña (10) y una varón (7). Las víctimas le contaron a su padre sobre las agresiones sexuales luego de que su madre, Johana Romero (27), tuviera un accidente, la recluyeran en un hospital de Maracaibo y este se hiciera cargo de ellos.

 

Los vecinos contaron que González y Romero se mudaron hace dos años a las residencias Virgen Zuliana, en el sector Sabaneta. Se les conoce como una pareja problemática. «Todo el tiempo pelean. Él le da unas palizas a ella y esta a su vez a los niños».

 

La comunidad relató que desde el día que Romero tuvo el accidente, ningún familiar se preocupó sus hijos.  «Los dejaron en la casa solos y sin comida. Nosotros nos los repartimos, un niño por familia hasta que la mujer se recuperara». 

 

La familia la conforman Romero, los dos niños de su primer matrimonio, González y los tres hijos que procrearon ellos, el último tiene tres meses, detalló una vecina.

 

A la Policía Nacional Bolivariana se acercó el padre de las víctimas. Detalló todo lo que su hijo le comentó y pidió que detuvieran al sospechoso. Una comisión se trasladó hasta la residencia, pero no encontraron a nadie. Buscaron a la madre en el hospital y no estaba.

 

«Johana estaba hospitalizada y se apareció -ayer- en la madrugada a buscar a su hija mayor, se la llevó y no sabemos de ninguno de los tres», dijo una de las ama de casa que atendía a los niños.

 

Los vecinos sospechan que la mujer sea cómplice de su marido. Esperan que la situación de los niños cambie, no asisten al colegio y uno de los niños, el de cinco años, limpia vidrios en un abasto cercano.

 

La Policía llegó a la casa para buscar al acusado pero no lo encontraron, lo rastrean para capturarlo y hacer las investigaciones necesarias.

 

(LaVerdad)

sustento-tortura.jpg

Comentarios Facebook