El pasado judicial apostillado que tienen que presentar los ciudadanos venezolanos que ingresen a Ecuador, tendrá cuatro excepciones, según un acuerdo ministerial hecho público por la Cancillería ecuatoriana.

 

Según ese acuerdo ministerial, no se exigirá antecedentes penales a personas que mantengan vínculos familiares hasta segundo grado de consanguinidad o de afinidad con ecuatorianos que residan en el país; ni a quienes posean una visa de residencia en Ecuador que esté vigente.

 

Tampoco se pedirá los antecedentes penales a ciudadanos venezolanos de cualquier edad que estén de paso por Ecuador y tengan visa o certificado migratorio del país de destino; tampoco se pedirá el pasado judicial en casos excepcionales determinados por las autoridades de control migratorio o por pedido del órgano rector de movilidad humana en Ecuador.

 

El acuerdo fue suscrito por los ministros de Relaciones Exteriores, José Valencia y del Interior, María Paula Romo.

 

Ecuador comenzó a pedir desde el 26 de enero el pasado judicial apostillado a los ciudadanos venezolanos luego de que el 19 de enero en Ibarra, provincia de Imbabura (norte), una joven ecuatoriana de 22 años con cuatro meses de embarazo fue asesinada a puñaladas por un ciudadano venezolano que fue su pareja y del cual se encontraba distanciada.

 

La medida decretada por el presidente Lenín Moreno levantó duras críticas tanto dentro del país como a nivel internacional.

 

Segun datos oficiales, en los últimos 4 años han llegado a Ecuador 1,3 millones de venezolanos, de los cuales 250.000 se han quedado en el país andino.

 

(Sputnik News)

Comentarios Facebook