cuadro-evaaa.jpg

Recientemente fueron publicados una serie de mensajes, mediante los cuales una empresa dedicada a hacer obras de caridad le solicitaba al venezolano Frank Serpa, que les facilitara todos sus informes médicos para demostrar su inocencia ante la policía. Este ciudadano, como se sabe, se dedicaba a estafar a la gente fingiendo que padecía cáncer. Ante este tipo de solicitudes, sin ningún tipo de pruebas y ya viéndose descubierto y acorralado, Serpa comenzó a reaccionar con evasivas.

 

La empresa en cuestión, según reporta el diario El Español, acababa de recaudar para Serpa poco más de 5.000 euros, gracias a un evento benéfico organizado en la capital ibérica. Cuando comenzaron a ser publicadas las denuncias en contra del presunto enfermo, los organizadores, aún confiando en su buena fe, decidieron continuar ofreciéndole su apoyo.

 

«Frank, necesito los informes médicos del hospital para presentarlos a la policía. Nos vamos contigo y después nos vamos a llevarlo a la policía. Te estamos llamando para irnos y no contestas», le escribió el día 22 de diciembre, vía WhatsApp, una representante de la empresa recaudadora. «Caso no haya contestación, nos vemos obligados a poner una denuncia de estafa también, ya que estamos dándote la oportunidad de réplica sin juzgamentos previos», continuó.

 

La respuesta de Frank a la referida compañía (su principal apoyo en España) fue la siguiente: «Te dije que al terminar acá te llamo, por favor». Posteriormente, ante la insistencia, el sujeto grabó una nota de voz en la que decía: «Mire, estoy muy atento de llamarlos en unos minutos. Recuerda que tenía la citación temprano de la poli y, tan pronto termine aquí, voy hasta donde están ustedes y van directamente a los sitios donde acordamos. Estoy pendiente».

 

A pesar de la promesa, este ciudadano nunca respondió. Los organizadores no tuvieron más opción que unirse a las demás denuncias por estafa y falsedad documental. Por dicho motivo este venezolano fue arrestado el pasado 28 de diciembre en la ciudad de Madrid. Aunque fue puesto en libertad condicional el día 30, deberá comparecer ante el juzgado los días primero y 15 de cada mes, mientras el caso permanezca abierto y no haya sentencia.

 

(LaIguana.TV)

sustento-20.jpg

Comentarios Facebook