cuadro-bravo.jpg

Este martes 3 de enero, mediante su cuenta en la red social Twitter, la periodista opositora, Nitu Pérez Osuna, publicó una imagen a través de la cual se pretende criticar la labor que actualmente desempeña el laureado director de orquestas venezolano, Gustavo Dudamel. La caricatura, creada por el diseñador gráfico Pinilla, muestra al músico en cuestión ensordecido por varios signos de dólar, en lugar de notas musicales.

 

El dibujo, cabe destacar, intenta hacer creer que Dudamel, rodeado de fama y de riqueza, se estaría haciendo de la vista gorda ante un pueblo que, a sus pies, expresa: «No hay comida, no hay medicinas». «Su música no es del alma… sino de la avaricia. Nunca tendrá mi aplauso», asevera Pérez Osuna en el referido tuit.

 

De esta manera la citada comunicadora se une al resto de personajes de la derecha, que hoy día denigran y se empeñan en desprestigiar la labor de Dudamel. La última, es necesario indicar, fue la periodista de El Nacional, Blanca Vera Azaf, quien lo calificó como un sujeto «oscuro» y «arrastrado».

 

¿Crítica mordaz o envidia visceral? Todos estos comentarios fuera de lugar, aparte de infundados e indignos, pretenden opacar una carrera impecable, exitosa y bañada de glorias. Dudamel, al igual que el Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles, recordemos, forma parte de la denominada Generación de Oro de Venezuela.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook