El relator especial de la ONU en Derecho a la privacidad, el profesor Joseph Cannataci, ha detectado presuntas violaciones respecto a Julian Assange, según confirmó a Sputnik después de visitar en prisión al fundador de Wikileaks.

 

«Mis reuniones de ayer [25 de abril], incluida una con el señor Assange, parecen corroborar al menos dos y posiblemente cuatro formas diferentes de grave violación de privacidad, lo cual me preocupa profundamente», denuncia el experto en un correo electrónico.

 

Cannataci entrevistó a Assange, el jueves por la mañana, en el penal de máxima seguridad de Belmarsh, en el sureste de Londres.

 

«El encuentro fue confidencial y duró dos horas», agrega antes de «agradecer» la cooperación del Gobierno de Theresa May para agilizar los trámites de la visita.

 

El académico se ha propuesto certificar en qué grado se atentó contra la privacidad del australiano durante su estancia en la embajada ecuatoriana en Londres, hasta que se revocó su condición de exiliado y fue detenido por Scotland Yard el 11 de abril.

 

«El encuentro fue una parte crítica de mi esfuerzo por recoger y corroborar pruebas de primera mano para valorar si y hasta qué grado, si acaso, se ha violado el derecho de privacidad del señor Assange mientras residía en la Embajada de Ecuador», explica.

 

El relator de la ONU intenta al mismo tiempo «determinar si el nivel de vigilancia» al que fue sometido dentro de la legación diplomática fue «legal, necesario y proporcionado».

 

Cannataci no duda que Assange disfrutó de cierta privacidad en sus casi siete años asilado en la embajada, pero cuestiona si realmente tuvo un «nivel mínimo adecuado de privacidad».

 

«Así mismo, ya no está en duda la alegación de que tal vez se interfirió en su privacidad», agrega en referencia a las fotografías y vídeos de Assange en su refugio londinense denunciados por Wikileaks, que está investigando la policía española.

 

Así, el profesor de la Universidad de Malta, entre otros puestos académicos, intenta establecer si dicha violación de la privacidad de Assange se efectuó de una forma legal o arbitraria y dentro los parámetros de «necesidad y proporcionalidad» aceptables en «una sociedad democrática».

 

Cannataci continuará con sus pesquisas antes de remitir sus conclusiones a los «gobiernos relevantes», según informó a esta agencia.

 

«También me reservo el derecho de compartir mi análisis públicamente… dado que es un asunto de fuerte interés público», agrega.

 

El experto está decidido a divulgar su informe si, con ello, puede «contribuir a proteger el derecho de privacidad del señor Assange y de otros bajo el amparo de la ley de derechos humanos».

 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook