cuadro-scorpi.jpg

Este sábado se registró en la población de Tucaní, municipio Carraciolo Parra y Olmedo, el fallecimiento de un niño de cuatro años, luego de ser picado por un escorpión que se encontraba dentro de la franela que se colocó. El pequeño no fue llevado inmediatamente al hospital, sino 10 horas después del hecho, lo que lamentablemente representó la muerte del pequeño.

 

El infante fue atendido en el Hospital José Antonio Uzcátegui de Tucaní, sin embargo poco lograron hacer los médicos para salvarle la vida, pues la tardanza en llevarlo al centro asistencial le produjo un paro cardio-respiratorio.

 

Los médicos se comunicaron vía telefónica con el Primer Teniente Luis Contreras, de los Bomberos del Instituto Nacional de Espacios Acuáticos (Inea), quien se encontraba en el Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes (Iahula), atendiendo el caso de una mujer mordida por una serpiente Coral y él se trasladó inmediatamente a la población de Tucaní con el suero anti escorpión, pero al llegar fue informado que el menor había fallecido.

 

Tercer caso

 

En los últimos 11 meses han muerto dos niños en el Eje Panamericano por picadura de escorpión. Se tiene el caso de Samuel David Ramírez, de cuatro años, quien falleció en el Hospital Central de Valera, estado Trujillo, el 19 de abril 2016. El menor se encontraba en su residencia ubicada en Nueva Bolivia, cuando fue picado por un escorpión que se encontraba en su cuna. Fue ingresado en el Hospital Juan de Dios Martínez, en Caja Seca y por falta del suero fue remitido al Hospital Dr. Pedro Emilio Carrillo, de Valera donde murió.

 

Por otra parte Lisandra Abreu, de seis años, murió por picadura de escorpión el 29 de octubre 2016, quien residía en Santa Apolonia, municipio Tulio Febres Cordero, del estado Mérida. La niña se colocó un zapato sin advertir que dentro del mismo se encontraba el arácnido, cuando comenzó a gritar sus familiares acudieron a atenderla. Fue llevada al Hospital Juan de Dios Martínez, de Caja Seca y por falta del suero anti escorpiónico fue remitida al Hospital Dr. Pedro Emilio Carrillo, de Valera donde falleció.

 

Atención inmediata

 

Informó el Primer Teniente Luis Contreras, que el veneno de los escorpiones es altamente tóxico, produce paro cardio-respiratorio y pancreatitis en pacientes que no son atendidos oportunamente, por lo que el suero debe ser aplicado en las primeras seis horas después de la picadura.

 

(diariodelosandes.com)

Comentarios Facebook