“Estamos implementando una política alternativa, de una línea de producción para empaques flexibles de plástico, estamos hablando de empaques para atún, guisantes, diablitos, ‘ene’ cantidad de productos que en este momento son empacados en envases de latón y podemos hacerlo en plástico”, informó este jueves María Prin, presidenta de Impresos Venezolanos, S.A. empresa de artes gráficas nacionalizada por el Estado venezolano luego que sus dueños originales abandonaran a sus trabajadores y se fueran del país.

 

Durante la transmisión del programa En Tres y Dos, conducido por el periodista Jordán Rodríguez y transmitido totalmente en vivo este jueves desde La Victoria, estado Aragua, la directiva y el personal de esta empresa dedicada a la realización de empaques de todo tipo, tanto flexibles como plegables, demostraron que gracias a la ayuda del Gobierno Bolivariano es posible producir nacionalmente.

 

Prin explicó que los alimentos enlatados son extremadamente caros, por cuanto una sola lata cuesta Bs. 1.000, mientras el empaque flexible de plástico, ronda los 32 bolívares por unidad.

 

“Además somos potencia petroquímica. ¿Por qué no podemos explotar lo que tenemos?. Es netamente producción nacional y estamos implementando para que esas empresas que tengan líneas, no las cambien, que tengan producción alterna donde amplíen su capacidad productiva y creen un nuevo producto al mercado, a menor costo y mejor manejo”, explicó.

 

“No se dejen meter el cuento de que no hay productos porque no hay empaques. ¡Eso es mentira!”, advirtió el conductor del programa al mostrar la variedad de empaques que realiza la empresa nacionalizada tanto a clientes públicos como privados.

 

“Hemos logrado muchas cosas maravillosas”, ratificó la presidenta de Envases Venezolanos, al mostrar la maquinaria de última generación adquirida con la inversión estatal tras la toma hecha por el Estado a solicitud de los trabajadores. La empresa anteriormente se llamaba Global Print, y tras el abandono de sus dueños capitalistas, fue nacionalizada y esta ahora produciendo al 100% de su capacidad.

 

“Apoyamos y damos un granito de arena al tema productivo, el encadenamiento productivo y contra la guerra económica”, afirmó Prin, al mostrar que la empresa tiene capacidad de imprimir 16 mil pliegos al día, a 6 colores, para producir envases plásticos flexibles para alimentos como arroz, leche, harina, etiquetas de aceites, también para presentación de medicinas y vacunas y hasta cotillones electorales y textos escolares.

 

En el programa también se entrevistó a Gladys Romero, quien contribuyó en su momento a la expropiación de la empresa Global Print a solicitud de los trabajadores abandonados por los dueños capitalistas.

 

“Recuerdo clarito la lucha de los muchachos, que bastante costó”, refirió, indicando que los trabajadores fueron al Consejo Legislativo donde ocupaba la presidencia de Economía y Finanzas, y junto a la alcaldía protegieron al personal obrero de la tramoya que intentaron hacer los patronos.

 

Romero es presidenta de Cartones Venezolanos (VenCartón), otra empresa abandonada y nacionalizada, y confirmó que la decisión del Estado en nacionalizar ambas industrias logró recuperar medios de producción y fuentes de trabajo.

 

“Expropiar junto a Global Print, no fue que el Estado las tomó, sino que los dueños las abandonaron”.

 

“La tomamos hace 4 años y la empresa es hoy autosustentable. No depende del Estado. Cuando la tomamos el Estado apoyó y hoy en día es totalmente productiva”, ejemplarizó.

 

Entre otras de las conquistas logradas por VenCartón, está la sustitución de importaciones, y ha impulsado, entre otros casos notables, la producción nacional de las cajas para las computadoras canaimitas.

 

(VTV)

Cuadro-empaque.jpg

Comentarios Facebook