Una ola de rumores sobre su estado de salud han desatado los temblores que sufrió la canciller de Alemania, Angela Merkel, durante la ceremonia oficial de recibimiento al presidente de Ucrania, Vladímir Zelenski.

 

Sin embargo, el presidente de la Asociación de Médicos de Baviera, aseguró que “no hay motivo de preocupación”, y que todo fue producto del intenso calor que había en Berlín. Descarta que detrás de los temblores se esconda una enfermedad grave, incluido el mal de Parkinson.

 

Otro doctor entrevistado por medios alemanes, Christoph Specht, también rechaza cualquier hipótesis fatalista sobre la salud de la canciller. Pero, la “regañó” por no cuidarse adecuadamente. «En realidad ha tenido mucha suerte, en una situación así y sin beber suficiente líquido, podría haberse desmayado fácilmente. A partir de los 50 años se pierde progresivamente la sensación de sed y es necesario beber por disciplina», dijo.

 

Este lunes se hizo viral el video donde se ve a la canciller padeciendo fuertes temblores. Tras este hecho, Merkel comentó que fue producto del intenso calor y que se sintió bien luego de beber “tres vasos de agua”.

 

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook