La Fundación Latinoamericana por los Derechos Humanos y el Desarrollo Social (Fundalatin) criticó duramente el informe que entregó la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones para los Derechos Humanos (Acnudh), sobre Venezuela.

 

La presidenta de Fundalatin, María Eugenia Russián, se sorprendió que en el informe presentado por Michelle Bachelet no se mencione a las víctimas de la violencia entre 2013 y 2017.

 

Según la directora de la organización, las víctimas habrían hecho entrega de 123 casos documentados, entre los cuales hay linchamientos y asesinatos ejecutados por seguidores de Leopoldo López, así como de otros actores políticos de oposición que hoy día continúa promoviendo la violencia.

 

Russián lamentó la invisibilización de estas víctimas, quienes han sido defraudados por esta oficina, así lo hizo durante una intervención ante Naciones Unidas.

 

Si bien la Alta Comisionada tuvo la oportunidad de visitar la sede de Fundalatin en Caracas, y de reunirse con familiares de víctimas, sus reclamos no tuvieron eco alguno en el informe. Bachelet “conversó con la madre de Orlando Figuera, quien fue linchado y quemado vivo, y también escuchó al padre de Elvis Durán, degollado por sectores antigubernamentales, pero no hay ninguna referencia de ellos en el informe», comentó.

 

La representante de Fundalatin consideró inadecuado que se haya ignorado la información suministrada por 12 organizaciones no gubernamentales, con datos y recomendaciones en cuanto a la situación de derechos humanos en Venezuela. Otro aspecto destacado por Russián es el relacionad con el cese del bloqueo económico de Estados Unidos contra Venezuela, puesto que estas medidas amenazan la vida de toda la población.

 

La activista de derechos humanos señaló que Bachelet pudo conocer a pacientes con enfermedades crónicas, quienes han visto truncados sus tratamientos debido al bloqueo a Petróleos de Venezuela, poniendo sus vidas en peligro, casos lamentablemente descartados en el informe de la Acnudh.

 

Finalmente, le pareció inconcebible que en dicho informe no se hable acerca de los progresos en materia de derechos humanos en Venezuela, un tema en el que Fundalatin ha sido enfático en sus reportes ante la ONU.

 

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook