Frida Sofía y su madre, Alejandra Guzmán, protagonizaron un nuevo escándalo, producto de los rumores de que Guzmán estaría de novia con el modelo Christian Estrada, exnovio de su hija. 

 

Para defenderse, Alejandra dijo que su hija sufría trastornos de personalidad y que esto era evidente en los mensajes de texto que intercambiaba con ella y en sus declaraciones a la prensa. El asunto es que ahora Frida se dio a la tarea de recorrer medios para refutar a su madre, asegurando que su padecimiento corresponde realmente a un  Síndrome de Estrés Post Traumático (PTSD).

 

«Sufro de PTSD. Eso sí es real. Cuando te balacean de chiquita, te pasa un trauma. Es un estado de ‘shock’, pero claro que necesito un ansiolítico. Me han dado ataques de pánico”, contó Frida Sofía.

 

Frida Sofía no escatimó en recalcar que desde los 23 años es independiente pese a la inestabilidad en su vida derivada de las adicciones de su madre a diversas drogas, mientras tanto Guzmán dio a conocer que su hija tuvo que asistir durante 8 años a terapia psicológica.

 

Al final, entre dimes y diretes, la joven asegura que a pesar de los pleitos, siempre querrá a su madre, Alejandra Guzmán.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook