El venezolano donde llega nunca pasa desapercibido; su simpatía, solidaridad y la peculiar gastronomía, siempre los deja bien parados adonde lleguen. Esta vez, posicionaron en Perú el récord de importación de harina de maíz precocida, tras el alto consumo y elaboración de la arepa venezolana.

 

Al menos 860 mil venezolanos que residen ahora en Perú, según datos de la oficina de migraciones, elevaron la demanda a un 345% en comparación con el año pasado. Hasta el cierre de 2018, el volumen de importación de harina de maíz creció de 249 toneladas a 4 mil 854 toneladas, dijo el viernes la Cámara de Comercio de Lima.

 

“Esto se ve reflejado en la elaboración de platillos como las arepas, que precisamente demandan el uso harina de maíz, y que a su vez son un símbolo de identidad, cultura y tradición venezolana”, dijo Ricardo Espejo, coordinador del área de comercio exterior de la cámara en un comunicado.

 

En Lima, donde vive gran parte de los migrantes venezolanos, es común ver a vendedores ambulantes que ofrecen las arepas en los paraderos de buses o en puestos en las calles. También hay restaurantes venezolanos en distritos residenciales que venden arepas hasta con reparto a domicilio.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook