Lo que sucede en Ecuador desgarra el alma, confesó el expresidente ecuatoriano, Rafael Correa, al periodista argentino Gustavo Sylvestre para Radio 10, en entrevista en la que abordó la complicada situación que se ha desarrollado en su país en las últimas horas, hoy en estado de excepción, informó la web de Presa Latina.

 

Correa criticó duramente a su sucesor Lenín Moreno y dijo que cuando asumió el gobierno en 2007, «dejamos lo que creíamos que estaba bien, en cambio el actual destruye todo lo bueno que hicimos».

 

Profundiza sobre el Estado de Excepción declarado por Lenín Moreno tras los paros y protestas desatadas contra sus medidas económicas y añade que esto ‘implica censura de prensa, militarización, pérdida de derechos civiles a reuniones públicas, entre otras cosas’.

 

Se refirió a las recetas aplicadas que vinieron de la mano del FMI, y lo comparó con lo vivido hace ya más de un año en Argentina, cuando el presidente Mauricio Macri recurrió a un préstamo a ese organismo que devino también en fuertes protestas y en un país hoy endeudado y en recesión.

 

Así, explica que ‘Implementan esas medidas para aumentar la pobreza, pero además son ineficientes, estas medidas no generan crecimiento, empleo, nada’. Añadió que cuando los empresarios les convienen son neoliberales, pero cuando necesitan rescate van a buscar al Estado’.

 

Por otro lado, resaltó que en Ecuador ‘nadie votó por el FMI ni por el aumento de los combustibles’, y en cuanto al estado de excepción, la Asamblea podría revocarla pues en caso de gravedad institucional y conmoción social se puede pedir adelanto de elecciones.

 

Y luego aclara al referir que «no lo van a hacer porque prefieren la conmoción y la violencia, porque saben que si hay elecciones antes los vamos a barrer en las urnas». Manifestó Rafael Correa que ‘si es necesario y me dejan, porque me inhabilitaron con una ley contra mi persona, sería candidato’.

 

(AVN) 

Comentarios Facebook